Duomo de Milán
Historia y patrimonio cultural

Introduce tus fechas para encontrar actividades disponibles

Más actividades y cosas que hacer en Duomo de Milán

¿Quieres descubrir todas las actividades disponibles en Duomo de Milán? Pincha aquí para ver la lista completa.

Duomo de Milán: opiniones de otros viajeros

Valoración general

4.5 / 5

basada en 4202 opiniones

Creo que es una excelente opción para quienes no tenemos mucho tiempo en la ciudad. Es casi obligatorio conocer la Catedral y su historia, la cual es impresionante, pues a través de ella es posible conocer también más sobre Milán. Para los que aprecian el arte, sin lugar a dudas, éste es un monumento en todas sus expresiones: esculturas, el sonido y acústica,pintura, vitrales... Para los más MISTICOS, definitivamente un lugar de Encuentro. Tuvimos la oportunidad de coincidir con una de las celebraciones eucarísticas y aunque no fuimos parte de ella, pudimos sentir esa vibra especial que existe. La parte arqueológica tiene tanto para revelarnos ..y claro, las terrazas, son el complemento ideal con cara al mundo de hoy.

Fantástico! Aunque lo hicimos en ingles la guía Dixiana hablaba en español, incluso si había algo que no entendías te lo decía en castellano. La verdad es que explicaba muy bien todo y era super simpática. La mayoría éramos españoles a pesar de ser un tour en ingles, porque hay pocas opciones de tour en español si no lo coges con mucha antelación, pero en Getyourguide (que ya lo conocíamos) tuvimos oportunidad de reservar este tour que es para conocer el Duomo, lo más importante de Milano!!! La reserva la hicimos con solo 24 horas de antelación y pudimos coger una plaza. Gracias!

Visita bien organizada pero se queda algo corta en cuanto a explicaciones sobre las características arquitectónicas del templo, sus elementos más importantes, su función, etc. Además, al hacerse la visita en horario de misas, no se puede ver parte de la iglesia, con lo cual la visita se queda incompleta. Tampoco se dispuso, una vez acabada la explicación de las terrazas, de tiempo libre en las mismas para poder seguir visitándolas por nuestra cuenta.

Es la primera vez que hacemos una visita guiada y nos ha gustado. Éramos unas 20 personas y la guía explicaba bien. Se me hizo escueta la explicación del interior de la catedral pero a pesar de ser en inglés se entendía bien. Cuando subimos a las terrazas hizo el recorrido de las del primer piso, al segundo no subió y tuvimos que ir sin guía.

Buena experiencia en Milán. La guía daba buenas explicaciones y se expresaba muy bien en español La acogida sí es algo fría, porque no sabes bien dónde ni a quién te tienes que dirigir cuando llegas